Garbanzos con acelgas

El otro día me preguntaban en la página de Facebook si tenía publicada  recetas veganas o vegetarianas. -Pues claro que sí, y más de una.-

Porque los conceptos vegano o vegetariano seguramente no lo conocían nuestras abuelas, precursoras de la mayoría de recetas que publico. Lo que sí que cumplían muy a raja tabla era el periodo de Cuaresma, en los que no se podía comer carne en los días indicados por la Iglesia y además muchas de ellas vivían momentos difíciles en los que mucha carne no se podía echar a la cazuela.

Me imagino que así surgían estas recetas tan deliciosas ricas en proteínas y que aún hoy en día consiguen que nos chupemos los dedos sea cual sea nuestra tendencia gastronómica favorita.

Potaje de garbanzos al pan frito.

Garbanzos con arroz

Potaje de habas y chícharos.

Estas son solo algunas de las recetas, hay otras a las que si se tenía,  se le añadía un trocito de chorizo para animar un poco el guiso pero que igualmente puedes elaborar la receta sin tener que incluirlo entre los ingredientes necesarios.

Potaje de habichuelas con chorizo picante.

Y entre estas recetas también se encuentra la que vamos a cocinar hoy, Garbanzos con Acelgas. Vamos a la cocina??

Garbanzos con acelgas. Cocinando por Sanlúcar

INGREDIENTES:

  • 500 gr. de Garbanzos remojados ( 250 gr. secos)
  • 500 gr. de acelgas.
  • 1 Cebolla
  • 3 Dientes de ajo
  • Perejil fresco.
  • 2 Clavos
  • 50 gr. de pan
  • 50 ml. de AOVE
  • Sal
  • 1 Cucharadita de Pimentón.

ELABORACIÓN:

1.- Cortamos las hojas de las acelgas y enjuagamos muy bien. ( Las pencas las guardamos y utilizamos para elaborar otras recetas).

2.- En una cazuela añadimos los garbanzos junto con las acelgas. Cubrimos de agua y dejamos cocinar hasta que los garbanzos estén tiernos. Si tienes que añadir agua no olvides que sea caliente para no cortar la cocción porque sino los garbanzos se nos quedarán duros.

3.- Pelamos y cortamos el ajo y la cebolla.

4.- En una sartén añadimos el aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos el ajo, la cebolla, el perejil y el pan. Dejamos pochar mientras que se va dorando el pan.

5.- Cuando la cebolla esté pochada y el pan doradito lo ponemos en el vaso de la batidora y trituramos. En la misma sartén y ya fuera del fuego, añadimos la cucharadita de pimentón y tostamos un poco. Añadimos todo a la cazuela donde tenemos los garbanzos. Si al triturar queda seco  puedes añadir un poco de agua de la misma cocción de los garbanzos.

6.- Añadimos el clavo y sal. Dejamos cocinar unos diez minutos para que los garbanzos terminen de cocinarse con el resto de ingredientes. Retirar cuando veas que queda espeso.

Rico, no te parece??

Sin calificar

Te apetece dejar un comentario??