Sabores que partieron de Sanlúcar para dar la I Vuelta al mundo.

Saboreando  Sanlúcar hace 500 años…..

El 20 de Septiembre de 1519 partían de Sanlúcar  las cinco naves que conformaban la que se conocería como la “Armada de la Especiería”  para emprender un viaje que culminaría con la I Vuelta al Mundo , y que será considerado como el primer acto de globalización realizado por el hombre.

Las bautizaron “San Antonio”, “Concepción”, la nave capitana “Santiago”, “Trinidad” y “Victoria”  que fué la única que regresaría a la bahía de Sanlúcar  tres años más tarde.  Fueron construidas en Cádiz  y transportadas a Sevilla donde se les realizarían las  mejoras necesarias para poder aguantar un viaje del que no se sabía cuanto duraría. El 10 de Agosto bajarían por el río Guadalquivir para permanecer  un mes y diez días atracadas  en la bahía de Sanlúcar cargando los últimos enseres y víveres necesarios antes de partir a mar abierto.

Continuando el descenso del Betis, se pasa cerca de Coria y algunas otras aldeas hasta San Lúcar… Ahí es donde está el puerto que da al océano… Algunos días después, el comandante en jefe y los capitanes de las otras naves se vinieron en las chalupas desde Sevilla hasta San Lúcar, y se acabó de vituallar la escuadra. Todas las mañanas se bajaba a tierra para oír la misa en la iglesia de N. S. de Barrameda; y antes de partir, el jefe determinó que toda la tripulación se confesase, prohibiendo en absoluto que se embarcase mujer alguna en la escuadra.

Fragmento del Diario de Antonio Pigaffeta

Sería Fernando de Magallanes el capitán de la Armada de las Especierias y el que daría forma al proyecto ante el rey Carlos I de España al que pediría apoyo financiero para poder realizar tan ansiada expedición.

El objetivo de ésta consistía en llegar a las Islas Molucas para obtener especias permitiendo que España se convirtiese en la principal suministradora de pimienta, clavo, nuez moscada y otras especias tan codiciadas en Europa en aquella época y que  eran consideradas  más valiosas que la plata.  El plan consistía en abrir una ruta por el oeste, bordeando el continente americano por su extremo sur, y pasando sólo por dominios españoles.

Con la bodega llena de  tal cantidad de especias que dieron para pagar los gastos de la expedición sufragado por el rey e incluso generar ingresos,  entra la nao Victoria al puerto de Sanlúcar el 6 de Septiembre de 1.522 capitaneada por Juan Sebastían El Cano tras completar la I Circunnavegación a la Tierra.

 “Mas sabrá su Alta Majestad lo que en más avemos de estimar y temer es que hemos descubierto e redondeado toda la redondeza del mundo, yendo por el occidente e veniendo por el oriente”.

Fragmento de la carta escrita por Juan Sebastían el Cano al Rey Carlos I desde Sanlúcar. 

Y ahora que ya nos hemos puesto en antecedentes, y sin necesidad de encender los fogones vamos a ir preparando la mise en place para las tapas que elaboramos hoy con los ingredientes que partieron de Sanlúcar para dar la vuelta al mundo.

Dos años,  y  seguro que muchos quebraderos de cabeza, le llevaría a Fernando de Magallanes realizar el avituallamiento para la expedición, alimento para 265 tripulantes y un viaje que no sabía cuanto tiempo le llevaría.

Galletas de barco, carne de tocino, barriles de sardinas, quesos, ristras de ajos y cebollas, pasas y almendras, uvas de málaga, miel, confitura de membrillo, atún de conil y zahara conservados en salazón e ijada de atún en aceite y toneles de vino de Jerez fueron algunos de los alimentos que llenaron las bodegas de las cinco naves.

Alimentos que hoy en día apreciamos y con frecuencia llevamos a nuestras mesas y al igual que hizo el sabio de Magallanes maridados con los buenos vinos del Marco de Jerez.

Ya lo tenemos todo y aunque hoy vamos a cocinar bien poco si que nos vamos a chupar los dedos.

  • Corta unos trocitos de queso de cabra de la sierra de Cádiz, riega con un hilito de miel de Doñana y acompaña con unas uvas pasas de Málaga.
  • Tuesta un trocito de pan, pica un poquito de cebollita nueva, desmenuza unos trocitos de sardina en salazón de la zona de Barbate, Tarifa, Conil…. Coloca estratégicamente cada ingrediente encima del pan y riega con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra.
  • Tuesta un trocito de pan, corta unas láminas finitas de tocino “entreverao”  de la sierra de Huelva y coloca encima del pan antes de que este se enfríe.
  • Sirve unos chatos de vino, ya sea de vino Amontillado, Oloroso o Manzanilla, ( que aunque no hay datos históricos que nos indique que hace 500 años ya se criara la Manzanilla en estas tierras,  de estar esta ya en bodega Magallanes seguro que algunos toneles se hubiera llevado,  jeje).

V Centenario primera circunnavegación

No me digas que no estas saboreando Sanlúcar…….

Sabores que partieron de Sanlúcar para dar la I Vuelta al mundo.
4.8 (95.38%) 13 votes

Un comentario Añadir valoración

  1. MARIA dice:

    Que historia mas bien contada¡ que bonito madre mia¡ Felicidades por el buen gusto y por el trabajo que haces para escribir tan lindos relatos¡ Graciasss

Te apetece dejar un comentario??